Y ahora relájate…

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutube

el-arte-del-cunnilingus-04

 

Mi primer relato.

 

Y ahora relájate. No pienses en nada. Túmbate de espaldas y abandónate a las sensaciones. Sólo siente mis manos sobre tu espalda.El solo contacto hace que se alivien las tensiones. Necesitabas calor humano, caricias de otro ser que te hagan sentir viva.

Siente mi cuerpo pegado al tuyo, no importa el calor. Mis labios en tu nuca…aspiro tu aroma de mujer. Me gusta como hueles… Mis manos acarician tus brazos, tus caderas, suavemente. Te vuelves sobre un costado ofreciéndome tu pecho terso. Acojo uno de ellos en mi mano como una pequeña paloma y poso mi boca sobre él con un beso tierno.

Oigo tus leves ronrroneos, apenas perceptibles penetrar en mi oído. Me gusta, me gustan tus movimientos felinos, elásticos al acercarte más a mí. Me abrazas mirándome profundamente a los ojos y te beso. Nuestros labios se funden amorosamente. Nos saboreamos el uno al otro.

Deja que bese todo tu cuerpo, tus manos, tus pies, tu vientre… Lentamente acerco mi cara al interior de tus muslos. Noto un calor intenso.Tu dulce aroma me embriaga. Mi boca ya en tu sexo. Lo acaricio con mis labios, muy suave. Mi lengua recorre tu vulva despertando hasta la última célula.  Pruebo tu licor extasiante y me enervo.

Acaricias mis cabellos mientras comienzas a mover tus caderas. Mi lengua y mis labios se mueven al ritmo que marcan tus caderas y tus gemidos. Noto tu flor creciendo en mi boca. Un capullo que se va abriendo lentamente hasta que estalla en una explosión de placer que te inunda hasta el cerebro. Me abrazo a tu cintura, poso mi mejilla en tu vientre y me acuno con tu respiración profunda. Duerme mi amor, descansa que yo velaré tus sueños…


Facebooktwittergoogle_plusmail

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *