Tarde de Lluvia

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutube

sexo bajo la lluvia

Una tarde de lluvia como hoy, comienza a jarrear y corres buscando un lugar donde resguardarte.

Encuentras un callejón solitario y allí estoy yo, bajo mi paraguas, también esperando a que escampe.

Estás totalmente empapada, nuestras miradas se encuentran. Tu pelo mojado, las gotas de lluvia resbalan por tu cara hasta mojar tus labios. Contemplo tu cuerpo resaltado por tus ropas empapadas que se pegan a tí.

Hago un ademán de hacerte un hueco bajo el paraguas. Tu aceptas sonriente y pegas tu cuerpo al mío. Yo paso mi brazo por tu cintura

Hola, vaya tardecita!
Desde luego, estoy empapada hasta la ropa interior.
Pues eso es muy malo, va a ser mejor que se la quite -bromeo.
No me lo diga dos veces que le hago caso -contestas con una mirada pícara.
No se preocupe que yo le tapo por si viene alguien -contesto.
Tu tienes un momento de vacilación pero la lluvia resbalando por tu cuerpo hace aflorar tu sensualidad a flor de piel.
…Vale -dices –póngase frente a mí.

Yo te cubro con mi cuerpo y tu levantas tu falda lentamente sin quitar tus ojos de los míos y con un movimiento rápido y elegante deslizas tus braguitas piernas abajo, las recoges graciosamente dando un saltito y las introduces en el bolsillo de mi americana.

Ante esta escena, toda mi sangre bajó repentinamente a mi polla que pugnaba por salir de su prisión. Tu te pegas a mí, pasas tus dedos por mi nuca y atraes mi cabeza hacia la tuya. Siento como mordisqueas mis labios y tu lengua descarada introduciéndose en mi boca.

Siento su polla golpeando mi vientre, quiero sentirla dentro de mí ahora mismo -susurras a mi oído mientras deslizas tu mano ágil sobre mi verga,  bajas la cremallera y te apoderas de ella al instante. La notas suave, dura y caliente y la aprietas fuertemente entre tus dedos.

Mi mano se desliza por tu firme culo y comienza a subir tu falda hasta dejarlo al aire. Gotitas del paraguas caen sobre él y resbalan hacia tu entrepierna ya mojada por tus jugos. Mis dedos juguetean en la entrada de tu vulva carnosa y deslizante.

Poséame ya, por favor. No aguanto más, hágame suya. Quiero sentir su miembro en mis entrañas -dices mientras con tu mano diriges mi falo tieso hacia la entrada de tu coño y lo introduces hasta el fondo.

Ohhhh, qué gusto, me encanta su chochito. Está usted tan mojada…-susurro mientras te la clavo una y otra vez.

No nos importa el mundo exterior, si alguien nos ve, si llueve o deja de llover, estamos totalmente absortos en nuestro mutuo placer. Placer de dos extraños que se encuentran y disfrutan de sus cuerpos mutuamente, en una orgía de sensaciones morbosas.

Mientras mis manos se aferran a tu culo para bombear a toda presión, tu bajas tus dedos a tu clítoris y comienzas a masturbarte como una posesa. La lluvia cae sobre nuestras cabezas empapándonos, y en lugar de enfriarnos, parece como si avivara nuestro fuego interno.

Nuestros cuerpos se van sincronizando y acoplando a medida que nuestra excitación va en aumento.

Me corro, caballero, quiero que me inunde usted con su leche. Démela toda por favor. Aplaque mi calor con su polla -gritas mientras los espasmos del orgasmo recorren tu cuerpo.

Yo no pudiendo resistirme más lanzo mis chorros de esperma contra el fondo de tu vagina inundándola por completo y nos quedamos unidos unos instantes, abrazados, besándonos, chorreantes de lluvia y de semen.

Tu te retocas coqueta el peinado, alisas tu falda y con los ojos brillantes de placer.

Le estoy muy agradecida por guarecerme. Encantada de conocerle -dices. Me das un último beso en la boca y sales corriendo dando saltitos sobre los charcos con el bolso sobre tu cabeza.

Yo me quedo un rato pensativo con el sabor de tus labios en mi boca. Cojo tus bragas de mi bolsillo y acercándolas a mi nariz, cierro mis ojos, aspiro tu aroma y creo estar reviviendo los instantes anteriores.

Todavía conservo tus braguitas, recuerdo tu aroma y aquella tarde de lluvia mágica.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *