Squirting

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutube
squirting. eyaculación femenina

Mucho se habla ahora del Squirting o Eyaculación Femenina.

Muchas de mis amigas estaban locas por conseguirlo, y, aunque cada persona, y cada cuerpo, es un mundo. es algo muy sencillo. Todo tiene su técnica. No pretendáis desde el primer momento tener esas eyaculaciones de película a todo chorro. No todas las mujeres eyaculan con igual intensidad, pero en mayor o menor medida, todas lo consiguen.

La clave para conseguirlo es la siguiente. Muchas veces al acercarse el orgasmo sentís como ganas de orinar y contraéis la zona para evitarlo. Pues eso es lo básico. No lo controléis. Sin miedo, pues no es orina. En el momento de la excitación y el orgasmo se cierra la uretra como nos pasa a los hombres y es imposible orinar. De hecho os daréis cuenta que inmediatamente después, tras la relajación, si tenéis ganas de hacerlo, es cuando podéis hacerlo.

Yo no se si culturalmente se ocultó y reprimió la eyaculación femenina al creer que “las mujeres se meaban de gusto” como se decía antes. Se ve que eso les resultaba engorroso y sucio a los machotes de antes. Tal vez, por eso se percibe como algo sucio. Eso es lo que tenéis que vencer. Los resultados merecen la pena. Y si no os apetece en compañía pues… ¿porqué no en vuestra intimidad? De esta forma, disfrutaréis de los mejores orgasmos de vuestra vida.

Yo siempre recomiendo para practicar hacerlo en la ducha o la bañera, así no tendréis luego el engorro de tener que limpiar o secar….jejeje. Procurad hacerlo con las piernas bien abiertas y no cerrarlas. Muchas, al masturbaros, tendéis a cruzar o cerrar los muslos apretándolos. Pues no, todo lo contrario. Abridlos bien y no los cerréis ni cuando se acerque.

La estimulación del punto G también es primordial, tanto con los dedos como con un dildo vibrador. Sí lo hacéis así, en el momento justo del orgasmo sacad repentinamente los dedos o el dildo de vuestra vagina, relajad la zona, abrid bien los muslos y dejad que suceda todo.

Los orgasmos son espectaculares, sentís como si os vaciárais, una flojera en las piernas, un agotamiento total y placentero. Vamos algo similar a lo que nos sucede a nosotros al eyacular. Es un orgasmo muy masculino que te deja totalmente saciada.

Algunas de mis amigas siguieron mis consejos y lo consiguieron a la primera. Aquí os dejo algunas de sus experiencias íntimas que publico literalmente con su autorización.

Espero que os sirva de utilidad y lo disfrutéis 😉

 

 

“Anoche me masturbe, tu sabes que lo intente muchas veces. Anoche estaba uufffffffffff hirviendo, super excitada, estaba sentada a medias en la esquina de mi cama cuando ya no soportaba más. Sentí que meaba, pero con unas contracciones riquisimaaaasssss. No lo detuve y zzzaaaaaaassssss, una deliciaaaaaaa. ¡¡Qué orgasmo!! Quede muerta.

Mmmmm, la curiosidad sabes que la tenía pero no tenia idea, es diferente uufffff, sientes muchoooo más. Sabes que pasa, que lo controlamos. Yo sentía que me meaba y lo detenía como cuando sientes la necesidad.

Anoche nada y pensé sea lo que sea lo dejo ir jajaja. Sientes un orgasmo pero con unas contracciones ricas. Pero terminas cansada sabes, es que como chorreas todas las ganas, todo el stress y te tiemblan las piernas, parecían papel jajaja.

Mira, cuando yo tengo un orgasmo lo que siento es ganas de cerrar las piernas y me gusta sentirlo así con mas fuerza pero anoche no lo hice, abrí mis piernas, eso lo recordé de ti, pues lo hice, abrí las piernas y nada de controlar. Pero es el clítoris, me masturbaba con mi juguetito pero con mis dedos el clítoris y eso fue. Conoces el famoso conejito? jajajaja mi mascota. Lo saqué cuando sentí y fue como quitar un corcho….”

……………………………………………………………………………….

“Si si siiiiiiii,que ahora si estoy segura que no me oriné. Resulta que estábamos cachondeando mi pareja y yo. Ya sabes unos lametones por aquí, por allá y nos pusimos en 69 y fue sin darme cuenta, bueno el caso es que me puso el vibrador entre los labios, el chupándome y otro dedo en el ano. La verdad no supe ni donde tenia el resto de los dedos… manos…. lengua.

Estaba atacada por todos lados y en la boca yo tenía su miembro. Entonces……empecé a sentir que venia un orgasmo ricoooo, grande, solo quería contorsionarme en su cara. Y comencé a sentir ganas de orinar. La vez pasada sentí como que empujaba un poco y ahora sólo sentía que algo salía de mí. Es un mega orgasmo. Esa sensación de querer cerrar las piernas pero al mismo tiempo no. De vaciarte por completo. Sólo sentía todo muy mojado. Salía a chorro, no dejaba de salir. O sea salía y luego de nuevo. A él no le quedó otra que beberme jajajajaja.

Sólo sentía que mis piernas estaban empapadas. Cuando terminamos y miré las sábanas estaban empapadas. El se quedó primero con cara de pero qué pasó? Si supiera…. jajajajaja. Pero la verdad que terminas super cansada…”

Facebooktwittergoogle_plusmail

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *