En el Plató

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutube

dosdos01-1

 

Era algo que te venía rondando por la cabeza desde hacía tiempo. Convertirte en actriz porno o por lo menos intentarlo. No sabes que te excita más: El follar con desconocidos y desconocidas en todas las posturas imaginables, el hacerlo a las ordenes de un director delante de un equipo de gente pendiente de cada uno de tus movimientos y que está grabando todo hasta lo más intimo de tí o el que luego te verán miles de personas en las pantallas de sus casas y se excitarán contigo.

Por fin te has decidido y aquí estás, en el camerino de un plató con la maquilladora retocando tu pubis rasurado. Nerviosa y excitada te ajustas las medias al liguero, te pones la ropa interior de atrezzo espectacular y te calzas unos tacones infinitos. Te miras en el espejo y te ves arrebatadora, una diosa del sexo, con tus curvas poderosas y desafiantes.

Te avisan para que pases al plató. De camino vas pensando en como será él. Alto, cachas, con una buena polla, esperas pasártelo bien, disfrutar del momento. Una vez allí, el director os presenta: … este es … tu compañero de rodaje…

Tu primera impresión es muy buena. Os miráis a los ojos descubriéndoos el uno al otro. Te saluda con dos besos mientras su mano cálida coge la tuya. Un hormigueo recorre tu espalda y tu estómago se llena de mariposas.Hay mucha luz, en medio del barullo acerca sus labios a tu oreja para hacerse oír: -Es tu primera vez? pregunta. -Sí. contestas un poco tímida. -Para mi también, pero no te preocupes, nos relajamos e intentamos disfrutar al máximo, ya verás como es fácil. Tu sonríes, sus manos cogiendo las tuyas te transmiten tranquilidad.

El director se acerca para daros las últimas instrucciones de la escena. Lo que quiere sobre todo es naturalidad y mucha intensidad, que la sensualidad y el sexo traspase la cámara hasta fundirla. Os dan los últimos retoques de maquillaje y vestuario. El decorado consiste en una enorme mesa de billar, totalmente nueva, brillante, las bolas relucen sensualmente. Te dan un taco y un especialista te explica brevemente como cogerlo y golpear la bola…

Ya todo está listo. Por fin se oye la palabra acción, cierras un instante los ojos, un calor interno sube por tu vientre hasta tu pecho y te da un vuelco, pero al instante siguiente sientes sus manos en tus caderas y su cuerpo, detrás, muy pegado al tuyo. Ya has entrado en situación, te inclinas provocativamente sobre la mesa sujetando el taco y mientras golpeas una bola tu culo acaricia lentamente su bragueta.

Su mano sube por la parte posterior de tu muslo levantando tu ajustado vestido hasta dejar expuesta la redondez de tus nalgas. Oyes la voz del director pidiendo que te des la vuelta. Cumples sus órdenes y él pasando su mano por tu nuca acerca su boca a la tuya y te besa salvajemente. El dire quiere más saliva, más lengua. Vuestras lenguas se enzarzan en una lucha cuerpo a cuerpo envueltas en brillantes hilos de saliva que pasan de una boca a otra.

La cámara se acerca a vosotros para recoger un primer plano de vuestras bocas que se muerden mutuamente los labios sensuales. Tu comienzas a sentirte excitada y notas también su excitación contra tu vientre. Quieres comprobarlo con tu mano y la bajas hasta acariciar su gran bulto bajo su pantalón.

El director grita que quiere un oral de antología. Tu compañero se sienta en el borde de la mesa y tu te agachas lentamente mientras le miras a los ojos con un punto de lujuria. Desabrochas parsimoniosamente su pantalón e introduces una mano que comienza a acariciar su polla dura mientras humedeces tus labios con tu lengua.

Tras un rato jugando dentro del pantalón sacas la mano y haces caer sus pantalones sobre sus rodillas dejando al descubierto su falo desafiante que apunta directamente a tu cara…Corten!!

Bufff! Justo en el mejor momento, estás muy excitada y deseando saborear esa polla apetitosa, solo de pensarlo te relames de gusto, pero bueno , enseguida podrás probarla. Mientras hacéis un descanso para retocaros y tomar un respiro, el director os da nuevas instrucciones: No quiere lo de siempre, sota, caballo y rey; o sea: oral, penetración , eyaculación, quiere algo distinto, nuevo, original, impactante, quiere que tu tomes las riendas, que lleves la voz cantante, lo deja todo en tus manos.

Ummm, qué morbo, esta es la tuya, te relames de gusto sólo de pensarlo…. Ya os avisan de nuevo para prepararos y Acción: Le susurras al oído: -Te vas a enterar, mientras le obligas a darse la vuelta y le tumbas bruscamente sobre el tapete. Con una patada abres sus piernas y das una fuerte palmada en sus nalgas. Clavas tus uñas en su culo y lo abres totalmente, escupes certeramente en su agujero e introduces dos dedos con fuerza obligándole a dar un respingo y provocando que un gritito salga de su boca…

Tus dedos se abren paso poco a poco en su culo, lentamente los giras y los retiras con cuidado, tu otra mano se entretiene acariciando sus pelotas firmes y pegadas a la raíz de su polla, acercas tu boca a una de ellas y con tus labios la absorbes hasta que se introduce entera en tu boca. Jugueteas con ella soltándola y volviéndola a meter, ahora tu lengua la cosquillea y poco a poco va subiendo hasta llegar a su ano. Vuelves a tomar distancia y dejas caer un hilillo de saliva sobre el, parte entra y parte escurre por sus pelotas humedeciéndolas.

Pasas tu lengua vibrante muy suave alrededor de su ojete, este se abre lentamente al recibir tus caricias. Poco a poco la introduces, primero la puntita y luego toda. Comienzas a follarle el culo con tu lengua fuertemente. Él suelta un grito diciendo: -Eso es viólame con tu lengua! Continúa, me encanta! La cámara se recrea en un primer plano de tu cara pegada a su culo y tu lengua jugosa entrando en el. Tu te sientes muy golfa, estás metida totalmente en tu papel.

De repente agarras su polla violentamente y tiras de ella hacia atrás hasta ponerla totalmente en sentido contrario al normal. Le escupes y extiendes tu saliva por ella, desde el frenillo hasta los huevos pasando tu lengua arriba y abajo hasta hacerle estremecer. Miras a la cámara y con tu cara más lujuriosa engulles el glande,brillante, hinchado y violáceo. Tus labios sensuales se deslizan sobre el acariciando voluptuosamente su fina piel tirante y sensible. Los retiras y un hilo de saliva continua unido al capullo desde tus labios.

Alguien de atrezzo deja en tu mano disimuladamente un consolador bien lubricado que acercas a su culo, pasas varias veces por la raja e introduces poco a poco mientras continuas saboreando su polla y ordeñando sus pelotas… CORTEN!!! Vale la toma, el dire te felicita, has puesto el plató al rojo vivo, está todo el equipo cachondo. Ahora descansad un rato e id pensando en como continuar.

Tu compañero te dice: -Eres muy buena. Nadie me había hecho lo que tú, me pones a cien, quiero que sigas jugando conmigo. Estoy deseando continuar para ver que bulle en esa cabecita caliente.
Tu estás como una moto, el ambiente te pone al rojo vivo, todo el plató huele a sexo y eso te pone muy cachonda. Mil ideas bullen en tu cabeza y estás deseando ponerlas en práctica ya mismo.

Continuáis el rodaje. Él se tumba boca arriba sobre el tapete. Tú te encaramas a la mesa felinamente. Te pones de pie sobre él y comienzas a quitarte la ropa interior en un morboso striptease. Te pones en cuclillas y pasas tus braguitas sobre su falo que apunta al techo, las enrollas en el y las dejas.

Te arrastras hacia su cabeza hasta situar tu coño jugoso sobre su boca. Le agarras del pelo y hundes tu almeja sobre su boca obligándole a comértelo. Restriegas tu coño chorreante por toda su cara, sus ojos, su nariz, su barbilla…unes tus labios palpitantes con los suyos y mueves tus caderas cadenciosamente rotando sobre su lengua que está dentro de tí. Una cámara toma un primer plano de tu coño abierto mientras otra enfoca tu cara donde se refleja el placer.

Fijas la mirada en el ayudante que sujeta el micrófono de jirafa. El chaval se turba, bajas la vista y aprecias un bulto en su pantalón. Le miras nuevamente a los ojos con una sonrisa lasciva como si te lo estuvieras follando cuando un orgasmo brutal te estremece entera.

Vas deslizando tu rajita humedecida sobre el torso de el hasta llegar a su polla. Te sientas sobre ella, abres tus labios con las dos manos y comienzas a pasar tu vulva a lo largo, desde la punta hasta sus pelotas como si fuera encajada sobre un raíl. Mueves tus caderas adelante y atrás haciendo que vuestros sexos se froten placenteramente…

Cabalgas sobre el hasta que tienes otro orgasmo brutal que no te hace desfallecer sino todo lo contrario, te espolea para seguir buscando el placer nuevamente. Te das la vuelta dándole la espalda y te sientas en cuclillas sobre su enorme polla. Estabas deseando sentirla dentro de tí, caliente, palpitante, acariciando tus entrañas. La agarras con la mano y la sacas y metes una y otra vez, la acaricias extendiendo tus jugos sobre ella y vuelves a introducirla en tu sexo que se adapta a ella como un guante sedoso.

Te sientas con fuerza y te la clavas hasta el fondo hasta que sientes como golpea en tu estómago, coges sus pelotas y las restriegas contra tu clítoris. Quisieras meterlas también dentro de ti, quisieras que todo él entrara dentro. Mueves con fuerza tu pelvis adelante y atrás, como si quisieras arrancársela de cuajo. Sientes sus fuertes manos aferradas a tu culo para impedir que se salga ni un milímetro.

Humedeces uno de tus dedos y se lo introduces en el culo. Al hacerlo sientes como su polla crece todavía más dentro de ti. Comienzas a follarle el culo con tus dedos y cada embestida tuya se refleja en una suya con lo que puedes dirigir sus movimientos. Abres bien tus piernas para que las cámaras se recreen en tu palpitante rajita follada sin descanso.

De un vistazo descubres el consolador abandonado encima del tapete, alargas una mano y lo coges. Te dedicas a lamerlo morbosamente, lo introduces en tu boca, lo mojas con tu saliva y cuando está bien lubricado comienzas a introducírselo en el culo. Primero la puntita, pero poco a poco se va abriendo camino hasta que consigues metérselo hasta la empuñadura. La locura os invade a los dos al estar siendo follados mutuamente.

Quieres sentir lo mismo que el y en un movimiento rápido sacas su polla de tu coño y la introduces en tu culo. Está dura y enorme, le cuesta entrar al principio pero poco a poco tu cuerpo va reaccionando y abriéndose para recibirla. El dolor inicial se va convirtiendo en placer hasta que poco a poco la enculada te va llevando al paroxismo hasta explotar en otro orgasmo que descarga en todo tu cuerpo desde dentro hacia fuera.

Saltas a un lado, agarras su falo y comienzas a masturbarle pasando toda tu mano cerrada sobre la superficie lubricada, mientras le miras a los ojos comienzas a mover tu mano aceleradamente aumentando la presión al ritmo de sus gemidos y espasmos hasta que un grito animal sale de su garganta a la vez que su leche mana a borbotones de su capullo. Leche que recoges en la palma de tu mano mientras con la otra le exprimes hasta la última gota.

Te incorporas y con el botín en tu mano te acercas a su cara, levantas la mano y dejas que un hilillo vaya cayendo sobre su boca. Cuando no quedan más que los restos acercas tu mano y se la restriegas por los labios. Y apartas su cara en un mohín de desdén. CORTEN . Vale la toma! exclama el director que se acerca a ti y te felicita entusiasmado: De esta triunfamos seguro, creo que vamos a trabajar mucho juntos

 

Otros relatos sugerentes

Facebooktwittergoogle_plusmail

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *